Sign-in / Create account

Originaria de Caracas, la editorial Libros del Fuego continúa en su búsqueda por «libros que te muevan y ojalá te exijan a cuestionarte cosas». En esta entrevista, nuestros amigos de Libros del Fuego nos platican sobre sus inicios, la literatura que promueven, así como de algunas publicaciones que tienen en puerta. ¡Disfruten la entrevista!

1. Libros del Fuego se fundó en el 2013, ¿cómo fue que surgió?

La editorial fue fundada en septiembre de 2013 por un grupo de amigos — Alberto Sáez, editor; Rodnei Casares, librero de oficio y Juan Mercerón, diseñador—. El primer libro fue presentado en diciembre del mismo año. Compartíamos y seguimos compartiendo un interés muy marcado por la literatura de calidad y nos alineamos en la forma de hacer las cosas. Era casi natural que la amistad a través de los libros decantara en un proyecto como Libros del Fuego.

2. ¿Cómo surgió el nombre y qué significa?

Es un homenaje a las muchas formas de fuego que sufren y han sufrido los libros a lo largo de la historia. Desde la quema real, como las de la librería de Alejandría, a las quemas del nazismo y las del régimen de Hugo Chávez que, si bien el registro más importante es el de la quema en la gobernación del estado Miranda, sus políticas de tierra arrasada con la cultura tienen mucho de fuego. También el olvido es una forma de fuego. Las gavetas de los autores. Y esa pulsión siempre presente de querer borrarlo todo.

HPDUE_01

3. ¿Cómo definirían su línea editorial?

Difusa. Tenemos tres criterios bastante subjetivos: valor estético, valor comercial y vísceras. Es decir, creemos en la literatura que toma riesgos. Nosotros mismos vivimos en el riesgo de siempre equivocarnos.

4. ¿Qué es lo que buscan en cada obra?

Cada libro que publicamos va sumando una llama más al proyecto orgánicamente. Como dijimos arriba, buscamos valor estético, comercial —ojalá— y vísceras. Libros que te muevan y ojalá te exijan a cuestionarte cosas. Una muestra de eso es que nuestro diseño está marcadamente obsesionado con la tipografía, al punto de tener una fuente propia: »Mudanza«, en honor también a una característica que se nos suma a la editorial desde su fundación: la migración. Alberto vive en Caracas, Rodnei en Medellín y Juan en Santiago de Chile. La mayoría de nuestros autores (venezolanos) ya no vive en el país.

5. ¿Qué publicaciones tienen en puerta?

Tenemos muchos proyectos en fila, que esperamos ir produciendo para el 2020. Los poemarios Parasitarias de Alejandro Castro y Fuselajes de César Segovia. Las novelas Archeus de Luis Enrique Belmonte y Fisuras de José Urriola (segunda parte de la trilogía de Santiago se va), los libros de cuentos del autor chileno Ricardo Elías y otro de Jacobo Villalobos, joven escritor venezolano que reside en Chile. Y logramos la firma de un libro fundamental para nosotros que es Manual del distraído del escritor Alejandro Rossi. Tenemos otras sorpresas en camino.

03_ALBP_PORTADA_DETALLE

6. ¿Cuáles son los títulos favoritos los lectores?

La novela Santiago se va de José Urriola ha tenido un éxito impresionante en todos los países dónde estamos, siempre nos sorprende la recepción de los lectores con ese libro, al punto que este año agotamos la segunda edición. También podemos nombrar A la brevedad posible, libro de aforismos de Luis Yslas que este año produjimos su segunda edición. Y los libros de poesía Historia privada de un etcétera de Natasha Tiniacos, Próximo Tren de César Segovia y Cuaderno de otra parte de Santiago Acosta autor que en 2018 recibió el premio Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco con el poemario El próximo desierto —de pronta publicación en la editorial—.

7. Por último, ¿cuál ha sido uno de los grandes retos a los que se han enfrentado? EUE_DETALLE_CUBIERTA_02

El año 2015 nuestro diseñador tomó la decisión de irse de Venezuela a Santiago de Chile y luego, en 2017, Rodnei partió a Medellín. Aunque esto podría haber sido una especie de disolución de la editorial no lo fue, pues aprovechamos la situación para llevar la editorial a otros públicos que, de no haber sido así, no podríamos haber llegado. Por supuesto, lo más difícil ahora es dar a conocer la literatura venezolana y construir lectores de nuestro catálogo en otros países, insertarnos en otros mercados. Es un reto difícil que asumimos con ganas y mucho esfuerzo. No creemos en las fronteras.

 


Síguelos en Twitter: @LibrosdelFuego

Visita su sitio web: Libros del Fuego