Casa Tomada es un espacio cultural ubicado en la colonia Condesa, Ciudad de México, que se dedica a realizar eventos culturales a la comunidad, como talleres, cursos, mesas de discusión y más. Además, poseen una pequeña, pero significativa, librería llena de editoriales independientes. Josemaría Camacho nos habla sobre la librería, los retos que enfrentan hoy en día, la comunidad de la Condesa y los títulos preferidos de los lectores.

 

  1. ¿Cómo responde la comunidad de la Condesa a la literatura, a las librerías y a las actividades culturales que ustedes imparten?

Fue una decisión importante establecernos en la Condesa, es un barrio caro en el que cuesta mucho trabajo mantenerse. Pero vale la pena, tiene la ventaja de que está lleno de visitantes y de que es uno de los sitios culturalmente neurálgicos de la Ciudad, con oferta muy variada. Se trata, además, de una colonia con una ubicación muy buena, céntrica y bien comunicada. Estamos en la orilla, de manera que tenemos dos estaciones de metro cercanas y varias maneras de acceder. Y uno entiende por qué en ciertas calles de las ciudades se concentran muchos establecimientos que ofrecen más o menos lo mismo (la calle de los artículos deportivos, la de los electrónicos, la de los uniformes escolares): la gente tiene una referencia y acude a la zona en busca de lo que tú ofreces, la competencia te obliga a diversificarte, a ofrecer algo diferente. A Casa Tomada asiste gente de todas partes de la Ciudad. Creo que quienes vivimos en este monstruo de ciudad ya estamos más o menos acostumbrados a recorrer grandes distancias para ir a los lugares a los que queremos ir. Sí tenemos vecinos que nos visitan, claro, pero la mayoría viene de afuera, incluyendo a quienes trabajamos ahí.

  1. ¿Cómo creen que el lugar donde se localiza la librería afecta la visión de los lectores hacia la literatura?

Es posible que el lugar en el que se establece una librería genere un prejuicio en el público, sí, pero un prejuicio sobre la propia librería. Tanto como afectar la visión de los lectores hacia la literatura, no lo creo, no tenemos un papel tan importante. Los criterios de conformación del catálogo, la forma en que se define el propio espacio, el tono y la manera que se elige para comunicar los títulos, las novedades y las actividades, ese conjunto de cosas, sí me parece que termina influyendo en la manera en que los lectores perciben a Casa Tomada. En nuestro caso, Dora Navarrete ha hecho un trabajo importantísimo de selección de títulos y temáticas. Las editoriales con las que trabajamos, además, tienen una cosa en común que nos convierte, al ofrecer sus títulos, en una librería diferente: son todos proyectos independientes. No nos interesa competir con las grandes cadenas ni tampoco con las librerías de viejo, más bien buscamos complementar su oferta con la mirada de quienes editan en las editoriales independientes. IMG_8509

  1. ¿Qué tipo de libros hay en sus estantes?

Como ya se apuntaba, solo trabajamos con editoriales independientes que estén realizando un trabajo relevante y sólido en el panorama editorial de México e Hispanoamérica. Nos dimos cuenta de que la mejor literatura se publica, hoy en día, en la periferia, en las editoriales independientes. ¿Independientes de qué?, es la pregunta. Me gusta pensar que son independientes, al menos, de los imperantes flujos del mercado. Estos proyectos publican con un criterio editorial que responde a algo más que a la venta de ejemplares, y eso es lo que queremos apoyar. El gran problema de las editoriales independientes es, desde luego, la distribución, de manera que tenerlas a todas juntas en un mismo sitio les ayuda a ellas y nos ayuda a nosotros. El perfil es claro, de manera que la librería tiene a su público habitual, recurrente, que hace comunidad.

  1. ¿Qué tipo de audiencia es la que más visita la librería? ¿Tienen alguna estrategia para atraer gente?

La verdad es que el perfil de la gente que asiste a la librería es muy amplio. Responde, naturalmente, al tipo de literatura que ofrecemos. Hay un catálogo extenso de ensayos feministas, por ejemplo, de manera que tenemos una buena parte de visitantes que buscan esa temática. También hay un nicho de literatura con temática LGBT+ y mucha poesía. Estos tres, por nombrar algunos, son géneros que rara vez encuentras en Gandhi o El Péndulo. No al menos en sus mesas de novedades. ¡Pero hay un gran público lector de ese tipo de libros! Nuestra estrategia es, simplemente, desmarcarnos de las estrategias mercadotecnias de las cadenas y ofrecer una alternativa.

DSC_2381

  1. ¿Qué se puede aprender de los lectores?

Todo, en realidad. Escuchar lo que buscan, las recomendaciones y analizar sus tendencias de consumo es importantísimo para nuestra posterior búsqueda de títulos y sellos editoriales.

 

  1. ¿Cuál es el libro favorito de sus lectores? ¿Qué nos pueden recomendar en estos momentos?

Este año se vendió mucho (muchísimo) el ensayo Su cuerpo dejarán, de Alejandra Eme Vázquez, una mirada sobre la vejez y los cuidados domésticos publicado en conjunto por El periódico de las señoras y Kaja Negra. También se vendieron mucho los libros de poesía Antígona González, de Sara Uribe, un texto indispensable que recientemente se reeditó; Una ballena es un país, de Isabel Zapata, editado por Almadía; Un lugar seguro de Olivia Teroba y Restauración, de Ave Barrera, ambos publicados por Paraíso Perdido. Todos textos bellísimos editados de manera cuidadosa por proyectos editoriales nos gustan mucho.

  1. ¿Cuál es el mayor reto para las librerías hoy en día? ¿Cómo ve su futuro?

  En nuestro caso el mayor reto es y será mantenernos actuales en la oferta de títulos. Mantener el periscopio activo para encontrarnos con proyectos que ofrezcan algo nuevo y relevante y ampliar, también, nuestra oferta de cursos y talleres a temas que sean cada vez más amplios, más alejados de la oferta tradicional de talleres de escritura creativa. Aumentar la cantidad y la calidad de los eventos gratuitos, más afines al quehacer bibliotecario, será también parte de nuestra prioridad en los próximos meses. Y, por supuesto, terminar de consolidarnos como proyecto cultural independiente.

IMG_8477

  1. ¿Qué hay de especial en la librería de Casa Tomada?

Lo digo sin titubeos: amor. Amor por lo que hacemos, por la gente que nos apoya, por los proyectos editoriales con los que trabajamos y por ese sentimiento que produce comenzar a formar parte de la comunidad literaria de la ciudad.

 


Visita la página web de Casa Tomada aquí.

 

Price Based Country test mode enabled for testing United States (US). You should do tests on private browsing mode. Browse in private with Firefox, Chrome and Safari